Fin del mito, las pastas de sémola de trigo candeal no engordan.
17188
post-template-default,single,single-post,postid-17188,single-format-standard,bridge-core-2.5.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Fin del mito, las pastas de sémola de trigo candeal no engordan.

Fin del mito, las pastas de sémola de trigo candeal no engordan.

Especialistas informan acerca de las pastas de sémola de trigo candeal y su efecto en la salud.

“La idea de que al comer pastas estas se transforman en grasas es un mito”, coincide la médica especialista en Nutrición Mónica Katz: “Los carbohidratos se degradan para obtener energía. Si no, el cuerpo los almacena en forma de glucógeno para utilizarlos con posterioridad. Hay una tercera vía: su conversión en grasa, pero el cuerpo utiliza muy pocos carbohidratos de esta manera, ya que el proceso es muy ineficiente.”
Al dente, mucho mejor: La clave está en la calidad del trigo candeal, que es más duro y resistente a las enzimas digestivas -amplía Sergio Britos, profesor de la Escuela de Nutrición de la Universidad de Buenos Aires (UBA).- “lo que hace que permanezcan más tiempo en el estómago, generando saciedad, y presenten un ritmo más lento de transformación en glucosa”.  Lo esencial, agrega Monica Katz, es respetar el tiempo y modo de cocción que indica el paquete.
El trigo CANDEAL es un aliada de quienes quieren bajar de peso porque favorecen el “control de impulsos por incrementar los niveles de serotonina cerebral, lo que mejora el humor”, afirma Monica Katz.”

Fuente citada: https://www.clarin.com/buena-vida/nutricion/pastas-aliadas-dieta_0_r11UbE_cDQg.html